Odontología Preventiva

La odontología preventiva es un método de práctica que difunde todos los aspectos de la odontología y tiene como objetivo el establecimiento y mantenimiento de la salud oral en el paciente.

A continuación se detallan los tratamientos que engloban la odontología preventiva:

leer +
  1. Fluor de aplicación profesional: la aplicación profesional de flúor mediante gel o barniz esta indicado en pacientes de riesgo alto y moderado de caries y su aplicación es independiente del uso de dentífricos fluorados.
    Después del tratamiento el paciente no debe comer ni enjuagarse ni beber líquidos en media hora como mínimo.
    En niños menores de seis años esta contraindicado ya que no suelen controlar el reflejo de la deglución, en este caso se indica la aplicación de barniz de flúor.
  2. Protectores bucales para el deporte: son prótesis intrabucales que protegen de los traumatismos directos o indirectos que pueden recibir los labios, mejillas, lengua, dientes, reconstrucciones protésicas, maxilar, mandíbula y la articulación temporomandibular en la practica de deportes de riesgo como el boxeo, rugby, hockey, balonmano, baloncesto, etc. aunque hoy en día se utilizan en cualquier deporte ya que es una prótesis cómoda de llevar que permite la deglución, la respiración y el habla con total normalidad y previene lesiones que pueden ser muy graves.
    Tipos de protectores bucales:

    1. Prefabricados: de goma o plástico, suelen quedar holgadas, se venden en las tiendas de deporte y no cumplen casi ningún requisito requeridos para una correcta protección.
    2. Realizados a medida: son construidos individualmente sobre los moldes de yeso obtenidos de impresiones de alginato de la boca del deportista. La mayor ventaja del protector hecho a medida es que se puede individualizar el diseño de acuerdo con la anatomía actual de la boca y el tipo de deporte que practica el atleta.
      Cuidado de los protectores bucales: lavarlo con agua y jabón, mantenerlo en una caja perforada seco, mantenerlo siempre en boca durante el entrenamiento y los partidos, no morderlos.
  3. Sellador de fosas y fisuras: constituye una medida muy eficaz en la prevención de caries oclusales, tienen por objetivo rellenar los puntos y fisuras del esmalte impidiendo la colonización bacteriana y evitando la difusión de los substratos fermentables que pueden ser metabolizados por las bacterias. Están indicados en dientes con surcos profundos, en molares hasta los cuatro años tras su erupción (en los primeros molares permanentes de 6 a 10 años, en segundos molares permanentes de 11 a 15 años, en premolares y molares temporales de pacientes con alto riesgo de caries) y esta contraindicado en molares o premolares con caries, con caries interproximales.
  4. Restauraciones preventivas de resina: pueden realizarse en superficies oclusales de molares y premolares, fosa vestibular de molares inferiores y surco palatino de molares superiores. Se pueden realizar en dientes temporales y permanentes. Están indicadas cuando la lesión de caries es pequeña.
Tratamientos relacionados